Mis descuidados ojos

15,00


Alfabeto Ensamble

María Hinojosa Montenegro, soprano
Andrés Silva, tenor
Julián Navarro, guitarra clásico-romántica
Eleonora Rueda, pianoforte

Contenido

Arietas y seguidillas de Fernando Sor (1778-1839)

  1. Vals III (2:15)
  2. Lagrime mie d’affanno: Ariette-Larghetto- (1:38).
  3. Me pregunta un amigo (1:09)
  4. Vals V -Allegretto- (1:59)
  5. Qui vive, qui spira -Allegro moderato- (3:03)
  6. Guarda che bianca luna -Andante- (4:11)
  7. Benché di senso privo -Allegro di Polacca- (3:02)
  8. Les Adieux: Sixième Fantaisie pour guitare seule Op.21 (6:10)
  9. Si mis ojos te dicen (0:57)
  10. El que quisiere amando (1:57)
  11. Pensieri pietosi -Allegretto- (3:46)
  12. Lungi da te, mia cara -Andantino- (3:00)
  13. [Vals] No. 1 -Moderato- (2:17)
  14. Mis descuidados ojos (5:21)
  15. Mi giuri che m’ami -Andantino- (3:43)
  16. Favores ni desprecios (2:09)
  17. Volate più de’venti -Tempo di Polacca- (4:18)
  18. Si dices que mis ojos (1:51)
  19. Amor che nasce -Andante- (3:13)
  20. Ausente de mi dueño (3:05)
  21. Cesa de atormentarme (1:40)
  22. Los canónigos, madre (1:30)
  23. Puede una buena moza (1:37)
  24. Prepárame la tumba (1:52)
  25. Muchacha y la vergüenza (1:43)
Email

Descripción

Mis descuidados ojos
Alfabeto Ensemble

El guitarrista y compositor catalán José Fernando Macario Sors i Muntandes, nació en Barcelona, el 13 de febrero de 1778, en el seno de una familia acomodada, de ascendencia francesa y larga tradición militar.

Ferrán comenzó su formación musical junto al sacerdote Josep Prats —primer violín de la Catedral de Barcelona— siendo aún niño, animado por su padre, un ingeniero de caminos, que lo condujo por los senderos de la música. El gusto por la ópera y la guitarra fueron la herencia de su padre… Gusto muy singular, que pareciera contradictorio, pues la ópera era el más grande y esplendoroso espectáculo musical de entonces, y la guitarra sólo era un instrumento sumamente popular, tocado en tabernas, tenido por inferior en comparación a los instrumentos de la orquesta, y pocos compositores “serios” le habían dedicado su tiempo. Sor contribuiría definitivamente a dignificarla y convertirla en un instrumento de concierto. Y aunque en la actualidad, se le conoce sobre todo por su relación con ella —como creador, pedagogo e intérprete—, la producción de Sor es mucho mayor, incluyendo ballets, óperas, himnos y canciones.

A la muerte del padre, el muy joven Fernando ingresó en la Escolanía del Monasterio de Santa María de Montserrat, donde el abad se ofreció a tomar al niño para estudiar de manera gratuita. Junto al Padre Anselm Viola estudió canto gregoriano, armonía, contrapunto y composición, y aprendió a tocar instrumentos de cuerda y de teclado. A los 15 años ya era primer violín de la orquesta del Monasterio.

De regreso a Barcelona, y por deseos de su madre, siguió la familiar carrera de las armas, llegando a ser Subteniente en Villafranca del Penedés. El cargo le permitió también componer y ofrecer sus primeros conciertos de piano y guitarra. Al firmarse la Paz de Basilea, en agosto de 1795, Sor fue licenciado e ingresó a la Real Academia Militar de Matemáticas de Barcelona. Por ese entonces, estudió el método Principios para tocar la guitarra de seis órdenes, precedidos de los elementos generales de la música, publicado en 1799 por el napolitano Federico Moretti (1769-1839), también militar, guitarrista y compositor, y quien influiría definitivamente en su producción.

El 25 de agosto de 1797 se estrenó su ópera Telémaco en la isla de Calipso, en el antiguo Teatre de la Santa Creu, hoy Teatre Principal de Barcelona. Al comenzar el nuevo siglo, se trasladó a Madrid donde la Duquesa de Alba de Tormes lo recibió en su circuito de artistas. Así compuso La Elvira portuguesa —que también se recuerda hoy por su obertura—, y empezó a escribir Don Trastullo, una nueva ópera, que quedó inconclusa al morir su mecenas. De regreso a Barcelona, Sor compuso tres sinfonías, tres cuartetos de cuerdas (hoy perdidos), música para guitarra y varias canciones en forma de seguidillas y boleros, y obras religiosas, patrocinado por el Duque de Medinaceli.

Información adicional

Artista

Alfabeto Ensamble

Estilo

Clasicismo, Romanticismo

Interpretación

Instrumental y Voz

También te recomendamos…