Castilla del Oro

15,00

___________________________________________

MANUEL VILAS & ARS ATLÁNTICA

Contenido

  1. PRÓLOGO: El sonido del paisaje castellano 01’07’’
  2. MAL ENCARAMILLO MILLO 03’37’’
  3. FALLA CON MISURAS (La bassa Castiglia) 03’21’’
  4. ROMANCE DEL REY MORO QUE PERDIÓ ALHAMA 05’32’’
  5. PORQUE MÁS SIN DUDA CREAS 03’48’’
  6. FANTASÍA XIV 01’41’
  7. A QUIÉN CONTARÉ 01’41’’
  8. ROMANCE DE LA INFANTA BURLADA 02’25’’
  9. ROMANCE DE DON GAIFEROS 09’37’’
  10. TIENTO PARA ARPA 02’32’’
  11. OYA TU MERCED 02’00’
  12. ROMANCE SOBRE LA MUERTE DE ALMAGRO 07’55’’
  13. FOLÍAS “NO ME DIGÁIS MADRE” (Romanesca) 04’50’’
  14. ROMANCE DE LA MUERTE DEL PRÍNCIPE DE PORTUGAL 03’50’’
  15. ROMANCE DEL RESCATE DE ATAHUALPA 02’00’’
  16. YO ME IBA MI MADRE 02’13’’
  17. FONTE FRIDA (Cancionero de Palacio) 03’21’’
  18. FONTE FRIDA (Cancionero de Romances) 02’36’’
  19. EPÍLOGO: El sonido del paisaje peruano 03’23’’

Duración total: 67’42’

Email

Descripción

CASTILLA DEL ORO
Manuel Vilas & Ars Atlántica
Hugo Bolívar, alto
María Giménez, voz
David Álvarez Cárcamo, voz, pandero y pandereta
Ramiro Morales, vihuela
Manuel Vilas, arpa y dirección

Año de 1513. Vasco Núñez de Balboa, adentrándose con su expedición por el istmo de Panamá, es uno de los primeros europeos en divisar el océano Pacífico. En esta misma expedición encontramos a una de las figuras clave de la futura conquista del imperio inca, Francisco Pizarro, y es justamente en este contexto histórico cuando el curaca Tumaco les habla a Balboa y a Pizarro de un pueblo situado hacia el sur que tenía ciudades, animales de carga y mucho oro; a ambos se les debió despertar la ambición y el sueño por ser los primeros en llegar a aquel rico reino.
Al año siguiente del descubrimiento del Pacífico se crea la gobernación de Castilla del Oro, entre cuyo territorio se encontraba el actual estado panameño. Pedrarias Dávila, primer gobernador de Castilla del Oro, funda la ciudad de Panamá en 1519, y es precisamente desde esta ciudad de la que parten las tres expediciones de Francisco Pizarro (1524, 1526, 1530) que, rumbo al sur, tienen como objetivo alcanzar y conquistar ese majestuoso imperio del que había oído hablar.
Castilla del Oro es el título que he elegido para el disco que tiene ahora en sus manos, resultado de un primer acercamiento al mundo poético y musical de los conquistadores del Perú. Mi objetivo es ofrecer una aproximación práctica, basada en datos y fuentes históricas, de la música que pudieron oír, tocar y, sobre todo, cantar estos hombres; en definitiva, indagar en la música que formaba parte de sus vidas. Mi planteamiento parte de dos conceptos fundamentales:
1. La música histórica: qué música/s consumía un colectivo nada homogéneo (los conquistadores del Perú) en una época concreta (siglo XVI).
2. La música social: ese mismo colectivo y la gran variedad de realidades sociales que lo integran, dando lugar a muy diversos planos y texturas sonoras. Desde hidalgos hasta gentes que rayan en la delincuencia, las clases sociales, como los paisajes sonoros, también “suenan”; los ricos nunca han cantado igual que los más pobres o pertenecientes
a clases sociales más humildes.
Antes de comenzar la escucha de este disco sería conveniente conocer a estos hombres, aunque sea de forma muy básica, además de saber algo sobre su mentalidad y manera de ver la vida. Respecto al tema que nos atañe, había dos cosas que gustaban especialmente a los conquistadores y les alejaba por instantes del mundo de las armas y de las penurias que acarrean los conflictos y las conquistas: la lectura o transmisión oral de aventuras sacadas de novelas de caballerías, tan de moda en esos años, y sobre todo, cantar romances y cantares populares. Los protagonistas de la conquista del Perú habían abandonado el solar español a principios del siglo XVI, precisamente en el período en que el romancero estaba más difundido que nunca entre todas las clases sociales.
Por este motivo, el mundo del romance hispano está tan presente en este disco, reconstruyendo yo mismo algunos de ellos en base a importantes fuentes poéticomusicales de los siglos XV-XVI.

Manuel Vilas

También te recomendamos…